Los Pisos de Autonomía son recursos residenciales dirigidos a jóvenes mayores de 18 años que han tenido una medida de protección en su minoría de edad. Estos jóvenes carecen de alternativas familiares o de independencia cuando cumplen 18 años. Residen en los pisos hasta que dispongan de habilidades personales y económicas para poder vivir de forma autónoma. Son pisos ubicados e integrados en comunidades vecinales.  No hay presencia educativa permanente, sino apoyo educativo que les ayuda para hacer la compra, realizar menús, atención individual, apoyo en la gestión de documentación, búsqueda de empleo y hacer que se cumplan las normas del piso. En Guadalajara se tiene previsto próximamente la apertura de un piso con 5 plazas.

Financiado por: